Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red

Solo el AMOR es mi ejercicio. Reflexión al hilo de la misa de un lunes santo en Betania.

Deja un comentario

Esto va de AMOR. No lo dudéis. Es lunes santo y para mí este día amanece bajo la palabra que envuelve la vida entera del ser humano que al bajar a lo más profundo de sí, se encuentra con lo único imprescindible, con lo único necesario, con aquello que no puede faltar para que la vida tenga sentido: el AMOR. Mientras el tiempo pasa en nuestro confinamiento vamos cayendo en la cuenta de todo aquello que es prescindible, todo lo que no merece ni una pizca de nuestra energía, todo lo que nos sobra. Empezamos a respondernos a la pregunta: cuando todo esto pase, ¿qué es lo que no tendré que descuidar?¿qué es lo que no puede dejar de hacer?¿a qué o a quién tengo que dedicarle mi tiempo, mis fuerzas, mis afecto? Y entonces, descubrimos que nos faltan abrazos, que nos faltan miradas, que perdimos tiempo en cosas, tareas, recelos, discusiones, apropiación de bienes y experiencias spam para llenar vacíos. Lo único necesario es Amar y ser amado. Descubrir como Juan de la Cruz que no tengo otro oficio, ya solo en amar es mi ejercicio.

Hoy sentimos el riesgo de la pérdida de las personas a las que queremos. Y entonces nos damos cuenta de que el evangelio que hemos proclamado en esta mañana del lunes santo cobra vida. María, la hermana de Lázaro, a seis días de la pasión de Jesús, presentía que la vida del Maestro estaba amenazada, no por el coronavirus sino por el mal que echar raíces en el corazón del hombre. Ella no dudo en romper el frasco de perfume con una libra de nardo y derramarlo sobre los pies de Jesús. Judas el traidor no dudó en afearle el gesto por haber desperdiciado los 300 denarios de su coste en el mercado. Siempre hay quien desde una mirada chata, pragmática y cutre, no comprende la desmesura, la desproporción del AMOR que no conoce límites. Cuando lo sentimos cerca nos embriaga y nos empapa.

Hoy es lunes santo, para mi y para algunos hermanos míos, es jornada de Amor y de Esperanza. Nos sentamos a los pies de Jesús, el Nazareno Blanco. Presentimos su muerte, contemplamos su pasión. El amor nos hace querer aliviar su peso y hacernos sus cirineos. Sobre él derramamos cuanto somos y tenemos. Queremos vivir para él. Queremos ser como él, abrazo, caricia, luz, aliento, esperanza para nuestro pueblo. En esta mañana vierto mi perfume sobre tantos amigos y amigas, sobre ti, presencia concreta de Jesús en el camino doloroso de esta Semana Santa. ¡Qué grande si este tiempo de cuarentena inoculara en nosotros el virus del amor exagerado y sobreabundante, el mismo que Dios en Jesús, derrama sobre ti y sobre mí! Un beso de lunes santo perfumado de nardo y azahar.

Pincha aquí para ver la misa

Nazareno del amor rostro

Autor: Rafael Iglesias

Rafael Iglesias, sm Párroco de Santa María del Pilar Marianistas - Madrid c/Reyes Magos, 3 28009 - MADRID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s