Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red


Deja un comentario

Celebramos en Familia Marianista nuestra fiesta: la Anunciación del Señor. Misa desde la Comunidad @MarianistasES SMP

Buenos días, familia. En medio de nuestro camino de cuaresma-cuarentena, nos llega como regalo de primavera la fiesta de la Anunciación del Señor. Hoy con toda la Familia Marianista celebramos nuestro día: la Encarnación de Jesús en el seno de la Mujer. Iniciativa de Dios, respuestas humana y acción del Espíritu se conjugan para hacer posible la salvación esperada, la liberación ansiada, la redención necesaria. Nosotros también como María estamos convocados a la respuesta, a la disponibilidad, al sí, a dejarnos llenar de la fuerza y la gracia de su Espíritu. Necesitamos comprender que Dios ha escogido este modo de actuar, que no se salta nada, que asume la historia y los procesos humanos. Dios se sigue haciendo presente en el mundo a través de quienes portamos a Jesús y su buena noticia. Y eso es lo que nos sigue tocando. Mientras confiamos en Él, mientras le decimos aquí me tienes, abrimos bien los ojos y nos remangamos para hacer posible que la alegría, la salud, la esperanza y el amor de Jesús lleguen a quienes lo necesitan.

Ayer he sentido el desgarro de muchos de vosotros con familiares en el hospital, mientras estáis solos en casa esperando la llamada de teléfono; el desgarro de médicos amigos agotados y rotos porque les duele la situación de desbordamiento y falta de medio para atender a tantos; la de quienes no pueden abrazar ni llorar a sus amigos en el momento de la pérdida de sus seres queridos. Nuestro mundo necesita redención. Dios la desea. Tu sí, tu palabra, tu animo, tu cariño, tu servicio, encarnan hoy a Jesús en el mundo, como hizo María. Seamos buenos hijos e hijas suyos cooperemos en esta preciosa misión de nuestra madre. Un abrazo y felicidades, amigos. En el fragor de la batalla bridemos por la vida y porque Dios nos anuncia la salvación. Un beso lleno de ternura maternal, la de María.

Pincha aquí para ver la misa

anunciacion-rupnik


1 comentario

Un río de aguas medicinales que brotan del corazón de Dios. Misa del martes de la cuarta semana de Cuaresma de la Comunidad @MarianistasES SMP

Pincha aquí para ver la misa

 Martes 24 de Marzo. ¿Cómo te has levantado hoy? Sea como sea tu situación recuerda que no estás solo. Ayer me dormía tras leer un artículo de un jesuita de Nueva York que ante la pregunta, ¿qué hace Dios frente al coronavirus? se respondía: no lo sé. No sabemos. No es una cuestión fácil y es bastante antigua: ¿qué hace Dios frente al sufrimiento, frente a los desastres naturales? A muchas personas, esta pregunta les lleva a perder la fe. Si Dios es Todopoderoso porque no actúa, y si no lo puede todo es que no es Dios. Lo cierto es que la única respuesta está en mirar a Jesús. No se trata de un Dios teórico que pensamos en nuestras cabezas. Hablamos del Dios de Jesús. Y en estos días, el Evangelio se empeña en presentarnos a Jesús que ante los enfermos, se siente movido en las entrañas, se compadece y actúa desatando un proceso que conduce a la sanación. Y podemos vislumbrar que Dios no está en los espacios infinitos, sino que está aquí mismo, empeñándose en que se abran paso caminos de sanación a través del corazón y las manos de sus criaturas.

No tenemos muchas respuestas pero sentimos que lo más auténtico y verdadero reside en las manos de los hombres y mujeres que pelean en los hospitales por sacar adelante a sus paisanos; en la gente que conduce durante horas para asegurar el abastecimiento de los productos básicos; en quienes se levantan temprano y salen de casa para asegurar la limpieza y desinfección de los lugares en donde el contagio es más peligroso; en la ternura y el cuidado de quienes están sosteniendo la vida amenazada de los más mayores en residencias de ancianos. Allí Dios está actuando y lo hace a través de hombres y mujeres que por ser hijos suyos responden a una llamada inscrita en nuestras entrañas que nos hace cuidar a unos de otros, porque si no nos movemos, quien está a nuestro lado nunca llegará por si mismo a la piscina de Betesda, donde al agitarse las aguas, es posible alcanzar la salud. La primera lectura de hoy nos habla de las aguas que salen del santuario hacia la derecha del templo, haciendo fecunda la comarca y saneando las aguas salobres del mar muerto. También tú y yo estamos invitados a vivir unidos al Misterio del Dios Amor que habita en el templo de nuestro corazón y a ser parte de ese venero de aguas sanadoras que se extienden por la ciudad poniendo salud en medio de esta epidemia.

Al comenzar la mañana me uno contigo a este torrente. Tú y yo, porque estamos habitados misteriosamente por el Dios de la Vida, somos vehículo de salvación. Así que en marcha. ¡Que en tu frescor y en el mío encuentren respuesta a la pregunta qué hace Dios en el coronavirus! Poner a sus hijos e hijas a responder con coraje a los efectos de la epidemia con la fuerza medicinal del amor fraterno! Un abrazo, amigos.

Piscina Betesda

 


Deja un comentario

“Baja a curar a mi hijo que está muriéndose” clamamos a Jesús hoy con las palabras del Evangelio. Comparte con nosotros la misa del lunes cuarto de Cuaresma.

Es lunes. Segunda semana de este confinamiento. Siento cierto pudor al escribirte. Sé que estás cansado; que la energía con la que empezamos a afrontar esta crisis se va gastando con el paso de los días y la inquietud y las preguntas tocan tu corazón y también el mío. Misteriosamente, los niños son los que mejor la llevan. Ayer al preguntar por teléfono al pequeño Bruno si estaba aburrido de estar tantos días en casa me decía muy alegre: ¡Imposible! Con mis hermanos me lo paso muy bien. Los mayores nos interrogamos más pensando en el futuro y eso nos hace entrar en una cierta melancolía y desazón. A alguno de vosotros, estoy seguro, os ha visitado la enfermedad grave de un amigo o de alguien de la familia. Y hasta la propia muerte, esa realidad tan lacerante para quienes estamos hecho para la vida, puede que los haya alcanzado.

Hoy también nosotros acudimos a Jesús, ¡a quién si no!, como el funcionario real del evangelio de Juan, con la misma petición en los labios: “baja a curar a mi hijo que está muriéndose”. Tú y yo pensamos en tantos hijos e hijas, tantos en nuestros hospitales y deseamos oír de sus labios: “anda, tu hijo está curado”. Sentimos que el evangelio se hace vivo cuando escuchamos que algunos de nuestros amigos, resisten, se recuperan, salen adelante, “le va dejando la fiebre”. Vamos a salir adelante. Pero os lo ruego: creamos en la palabra de Jesús. Mantengamos calma. Sigamos caminando juntos, transitando esta cuarta semana de cuaresma. Juntos. En Jesús y en la red que formamos está nuestra fuerza. Un abrazo, amigos.

Pincha aquí para ver la misa

Desde la ventana

 


Deja un comentario

Déjate mirar por Jesús mientras repites: “Señor, ten compasión de mi” Audio de la misa del tercer sábado de Cuaresma desde la Comunidad @MarianistasES SMP

Buenos días, amigo. Buenos días amiga.

¿Qué tal te encuentras? A lo largo del día voy recibiendo algunos ecos de esta palabra que cada mañana quiere salir a vuestro encuentro como un abrazo de esos que no se pueden dar físicamente. Muchos me devolvéis el eco del mensaje; con algunos converso por teléfono y sé que, tras esta semana más o menos exótica y novedosa, extraña y sorprendente, en que hemos podido pasar más tiempo juntos en casa, la enfermedad toca a la puerta de las personas queridas o a la nuestra propia, brota el miedo en el fondo del corazón y una pregunta nos empieza a martillear: ¿cuánto va a durar esto?¿Seremos capaces de aguantar tantos días de encierro, incertidumbre, convivencia intensa en pocos metros cuadrados, falta de aire y espacio para respirar hondo?¿Seremos capaces de digerir el dolor que nos causa el sufrimiento de los amigos que conocemos y que ya están en el hospital o con familiares tocados? El horizonte de solución parece alejarse de nuestra mirada y postergarse semanas adelante.

Hoy la Palabra de Dios que hemos proclamado en la eucaristía que cada mañana celebramos unidos a todos vosotros, nos invita a VOLVER AL SEÑOR. “En dos días nos sanará, al tercero nos resucitará y viviremos delante de Él” dice el profeta Oseas. Ciertamente esto no es cosa de dos días. Es cosa de entrar en la dinámica de la Pascua. Dejarse curar por Dios, no solo del coronavirus, que esperemos inspire a nuestros científicos y médicos, sino sobre todo de ese virus que nos hace vivir con autosuficiencia de espaldas a Dios y los hermanos. Hoy te invito a que te examines, más allá de toses, fiebres y malestar general y veas si últimamente te has erguido demasiado, has pensado que podías con todo, que lo que tienes es fruto de tu esfuerzo y que te lo mereces, como el fariseo de la parábola que hoy nos cuenta Lucas. Jesús pone la mirada en ti y en mi, en este momento de fragilidad. Ya no caben componendas. Todos somos publicanos del último banco, conscientes de nuestra fragilidad, de la necesidad de ser sostenidos, sanados, curados exterior e interiormente. Hoy con el publicano, desde el último banco te invito a dejarte mirar por Jesús y a dirigirte a él diciéndole: “Señor, ten compasión de mi”. El nos escucha. Te lo aseguro. Su corazón está volcado sobre nosotros. Encuentra respiro y descanso en su mirada y sigamos adelante que nos queda mucha marcha. Vivamos juntos este sábado sostenidos por la compasión de Dios que derramará la lluvia de la sanación a su tiempo. Un abrazo, mis hermanos y hermanas. Unidos en la oración.

Pincha aquí para escuchar la misa

Oracion

 

 


Deja un comentario

Los que en ti confían no quedan defraudados. Audio de la misa del tercer martes de Cuaresma. La Comunidad @MarianistasES SMP reza contigo.

Buenos días, amigos y amigas.

Seguimos unidos a todos vosotros, desde la Comunidad Marianista de Santa María del Pilar, en esta ciudad de Madrid que vive con especial intensidad este golpe a la salud y a la vida cotidiana que se cuela por todas las rendijas y que afecta a mucha gente querida.

Hoy en la eucaristía celebrada con vuestros nombres y rostros en el corazón, el libro de Daniel nos ofrece la oración penitencial de Azarías. Una súplica que brota de los labios de quien se encuentra en peligro de muerte y que se dirige a Dios desde la indigencia, haciendo memoria de la historia de amor del Señor con su pueblo, apelando a su promesa de abundancia, fecundidad y descendencia.

Se me ocurría que también nosotros podemos sentir que esta parálisis social en que hemos quedado confinados y que nos impide hasta reunirnos físicamente como comunidad para celebrar la fe y alimentarnos de los sacramentos, reduce nuestra capacidad de alabar a Dios y de vivir nuestra vocación cristiana. Sin embargo, como Azarías, estamos llamados a ofrecer el sacrificio de nuestro corazón humilde, paciente, compasivo, servicial. Un culto distinto que no se puede realizar en el templo sino desde nuestro hogar; un culto que brota de la ternura con la que hacer las cosas pequeñas de cada día. Un culto que nace del reconocimiento de que nuestras vidas nacieron de las manos amorosas de Dios y a Él, Señor de la Vida, le pertenecen. El acepta nuestro culto razonable de estos días y nos acompaña y aliento. Estamos en los comienzos de la lucha. Apoyémonos en la Palabra de Dios y creámoslo: “Los que en ti confían no quedan defraudados. Líbranos con tu poder maravilloso y da gloria a tu nombre, Señor.” ((Dn 3,25.34-43)

Un abrazo lleno de cariño. Te dejo la misa de hoy en nuestra comunidad por si quieres rezar con ella.

Pincha para escuchar la misa

los-tres-amigos-de-daniel


Deja un comentario

Felicidades a todos las que llevan el nombre de María de la Merced, redentora de cautivos y en especial a la Familia #Marianista de Jerez

Para alguien que ha vivido parte de su vida en Jerez, hoy es un día de fiesta dedicada a María, la Virgen morena, redentora de cautivos. A todas cuantas lleváis su nombre, os felicitamos de corazón. También a los jerezanos y a cuantos en ciudades como Barcelona viven bajo la advocación de la Señora de la Merced.  Nos acordamos especialmente de cuantos están en prisión o sufren cualquier tipo de cautividad. Que María sea para ellos consuelo, compañía, reconciliación y camino de libertad.

merced-patrona-jerez-03@jerezsinfronteras.es_


Deja un comentario

Ecos del DECIMO ANIVERSARIO @SendaSMP @SMPilarmadrid por Jorge Cea

EL DÉCIMO.

10 años de vida. 10 años dando servicio a los demás.10 años luchando por ser mejores cada día. 10 años de alegrías y emociones encontradas.10 años siendo lo que tu quieres que sea. 10 años de SENDA.

Lo que un día empezó siendo un grupo con poquitos monitores y chavales ,hoy podemos decir que contamos con unos poquitos más de todo. Pero con la misma ilusión y ganas desde la primera reunión de todas. Con el mismo objetivo de siempre, hacer senda algo único e inolvidable. Guiados por el mismo sentimiento, guiados por la fé que nos trasmite día a día Jesús.

Gracias a todos los responsables que hace 10 años tenían un sueño y creyeron que este gran proyecto pudiera salir adelante. Hoy ese sueño se ha cumplido. El sueño de esas personas ahora es el sueño de cada niño y niña de 1,2,3 y 4 de la ESO y de 1 de Bach.
Gracias a toda persona que ha pasado por senda y que ha aportado su granito de arena en estos años. Ahora toca a los monitores actuales seguir sus pasos.Seguir con la senda que Jesús nos nos invita a continuar, haciendo feliz a los demás. Con él a nuestro lado siempre podremos seguir caminando. Él es nuestro guía,nuestra luz.

El futuro está en nuestras manos. En la de todos. Es nuestro.
Sigamos haciendo lo que queremos que sea senda.

Por 10 años más de vida.

Por senda.

decimo