Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red


Deja un comentario

Lecturas del IV Domingo de Pascua (26 de Abril de 2015)

Domingo del Buen Pastor

Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (4,8-12):

En aquellos días, Pedro, lleno de Espíritu Santo, dijo: «Jefes del pueblo y ancianos: Porque le hemos hecho un favor a un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar qué poder ha curado a ese hombre; pues, quede bien claro a todos vosotros y a todo Israel que ha sido en nombre de Jesucristo Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por su nombre, se presenta éste sano ante vosotros. Jesús es la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular; ningún otro puede salvar; bajo el cielo, no se nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos.»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 117,1.8-9.21-23.26.28-29

R/. La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular

Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.
Mejor es refugiarse en el Señor
que fiarse de los hombres,
mejor es refugiarse en el Señor
que fiarse de los jefes. R/.

Te doy gracias porque me escuchaste
y fuiste mi salvación.
La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular.
Es el Señor quien lo ha hecho,
ha sido un milagro patente. R/.

Bendito el que viene en nombre del Señor,
os bendecimos desde la casa del Señor.
Tu eres mi Dios, te doy gracias;
Dios mío, yo te ensalzo.
Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia. R/.

Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (3,1-2):

Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aun no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es.

Palabra de Dios

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Juan (10,11-18):

En aquel tiempo dijo Jesús: «Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estragos y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.»

Palabra del Señor


Deja un comentario

Acto en memoria de los inmigrantes muertos en el Mediterráneo: Viernes 24, 11.30h

NOS LLEGA ESTA INVITACIÓN DESDE LA PASTORAL DEL COLEGIO:

Queridos amigos:

Este viernes 24 de abril, en el recreo de secundaria y bachillerato, en la plaza del colegio, a las 11.30h, vamos a celebrar un pequeño acto en memoria de los inmigrantes que esta semana han muerto en el mediterráneo. Esta tragedia que se repite una y otra vez, es un grito de socorro de unos hermanos que nos necesitan.

Los cristianos no podemos mirar hacía otro lado, “cada vez que con uno de éstos lo hicisteis, lo hicisteis conmigo”, nos recuerda el Señor en el evangelio de Mateo.

Desde el equipo de pastoral de secundaria y bachillerato os invitamos a todos,  a participar en este momento.  Serán 5 minutos, pero no podemos permanecer callados.

Muchas Gracias

El Papa Francisco, dijo el pasado domingo al finalizar el Ángelus en la plaza de San Pedro:

“Queridos hermanos y hermanas:
Nos llegan en estas horas las noticias sobre una nueva tragedia en las aguas del mediterráneo. Una patera llena de inmigrantes naufragó la pasada noche a 60 millas de la costa de Libia y se teme que haya cientos de víctimas. Quiero expresar mi más sentido dolor frente a una tragedia de esta magnitud y rezaré por los desaparecidos y sus familias. Quiero dirigir un llamamiento urgente a la comunidad internacional para que actúe con decisión y rapidez, para que tragedias de este tipo puedan evitarse.

Son hombres y mujeres como nosotros, hermanos nuestros que quieren una vida mejor. Huyen del hambre, heridos, perseguidos, víctimas de la guerra, que quieren una vida mejor, buscaban la felicidad. Invito a rezar en silencio por estos hermanos.”


2 comentarios

Pastoral familiar: Taller “Oración para andar por casa”, jueves 23 a las 19h

Si quieres que la oración encuentre espacio en tu vida, en tu hogar, en tu familia, con tus hijos y nietos, el Equipo de Pastoral Familiar quiere ofrecerte este taller “Oración para andar por casa”. Está orientado a padres, madres, abuelos y abuelas. A todos aquellos a quienes les toca la aventura hermosa de educar y acompañar la fe en el hogar.  Te esperamos el jueves 23, a las 19h en la Sala Madeleine, junto al salón de actos de Santa María del Pilar. ¡No te lo pierdas!

2014-11-20 19.37.12


Deja un comentario

Confirmaciones en SMP: 33 jóvenes enviados con la fuerza del Espíritu

El pasado viernes, un grupo de 33 jóvenes de nuestra comunidad de fe, recibieron el sacramento de la confirmación. Tras vivir la experiencia de compartir la fe en grupo en un catecumenado de tres años, acercándose a Jesús, a su Palabra y a su vida, han acogido el don de su Espíritu, completando así su iniciación cristiana, y disponiéndose para ser sus testigos en el mundo.

Damos gracias a Dios por cada uno de ellos. Contamos con vosotros para seguir participando del proyecto misionero y evangelizador de Santa María del Pilar. Aquí esta vuestra casa, vuestra comunidad, el lugar de encuentro y de compartir el camino de la vida.

A los catequistas que los habéis acompañado para fortalecerlos en la fe, gracias y enhorabuena por vuestra labor y servicio eclesial. Gracias también a D. Alfonso Lozano, nuestro Vicario Episcopal, que en nombre del Arzobispo de Madrid presidió la celebración.

Grupo confir 2015


Deja un comentario

Lecturas del III Domingo de Pascua (19 de abril de 2015)

“Dios lo resucitó. Nosotros somos testigos”

Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (3,13-15.17-19):

En aquellos días, Pedro dijo a la gente: «El Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, al que vosotros entregasteis y rechazasteis ante Pilato, cuando había decidido soltarlo. Rechazasteis al santo, al justo, y pedisteis el indulto de un asesino; matasteis al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos, y nosotros somos testigos. Sin embargo, hermanos, sé que lo hicisteis por ignorancia, y vuestras autoridades lo mismo; pero Dios cumplió de esta manera lo que había dicho por los profetas, que su Mesías tenía que padecer. Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que se borren vuestros pecados.»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 4,2.7.9

R/. Haz brillar sobre nosotros la luz de tu rostro, Señor

Escúchame cuando te invoco,
Dios, defensor mío;
tú que en el aprieto me diste anchura,
ten piedad de mí y escucha mi oración. R/.

Hay muchos que dicen:
«¿Quién nos hará ver la dicha,
si la luz de tu rostro
ha huido de nosotros?» R/.

En paz me acuesto
y en seguida me duermo,
porque tú solo, Señor,
me haces vivir tranquilo. R/.

Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (2,1-5):

Hijos míos, os escribo esto para que no pequéis. Pero, si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre: a Jesucristo, el Justo. Él es víctima de propiciación por nuestros pecados, no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero.
En esto sabemos que lo conocemos: en que guardamos sus mandamientos. Quien dice: «Yo lo conozco», y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él. Pero quien guarda su palabra, ciertamente el amor de Dios ha llegado en él a su plenitud. En esto conocemos que estamos en él.

Palabra de Dios

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (24,35-48):

En aquel tiempo, contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.
Estaban hablando de estas cosas, cuando se presenta Jesús en medio de ellos y les dice: «Paz a vosotros.»
Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma.
Él les dijo: «¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo.»
Dicho esto, les mostró las manos y los pies.
Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: «¿Tenéis ahí algo que comer?»
Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos.
Y les dijo: «Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros: que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mí tenía que cumplirse.»
Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras.
Y añadió: «Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día, y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto.»

Palabra del Señor


Deja un comentario

Encuentro de Agentes de Pastoral SMP: Ávila 2015

Este sábado, Avila acogió el IV Encuentro de Agentes de Pastoral de Santa María del Pilar. Casi 90 personas vivimos el don de estar al servicio de esta comunidad de fe que formamos la parroquia y el colegio con un solo proyecto pastoral: JUNTOS SOMOS MÁS.  En el marco del Seminario Diocesano, Javier Cortés, religioso marianista que ya nos acompañó hace dos años en el Encuentro de Arévalo, guió la reflexión, el trabajo por grupos y nos dio pistas para ponernos en marcha. Para ello tomó palabras del Papa Francisco invitándonos a ser “una comunidad en salida”, poniendo una vez más en el centro a los destinatarios de la acción evangelizadora y pastoral.

Tras la comida fuimos paseando hasta el Convento de la Encarnación para visitarlo y celebrar la eucaristía junto a la celda en la que vivió Santa Teresa de Jesús. De este modo, quisimos aprovechar el V Centenario del nacimiento de la santa de Ávila para poner nuestro futuro bajo la protección de quien tuvo en el centro de su corazón al mismo Jesús.

A la caída de la tarde, marchábamos de vuelta a Madrid enormemente agradecidos los casi 90 participantes, deseando compartir y contagiar este buen espíritu a todos cuantos forman parte de nuestra familia en Santa María.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Deja un comentario

Lecturas del II Domingo de Pascua (12 de abril de 2015)

“Señor mío y Dios mío”

Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (4,32-35):

En el grupo de los creyentes todos pensaban y sentían lo mismo: lo poseían todo en común y nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía. Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con mucho valor. Y Dios los miraba a todos con mucho agrado. Ninguno pasaba necesidad, pues los que poseían tierras o casas las vendían, traían el dinero y lo ponían a disposición de los apóstoles; luego se distribuía según lo que necesitaba cada uno.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 117,2-4.16ab-18.22-24

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia

Diga la casa de Israel: eterna es su misericordia.
Diga la casa de Aarón: eterna es su misericordia.
Digan los fieles del Señor: eterna es su misericordia. R/.

La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular.
Es el Señor quien lo ha hecho,
ha sido un milagro patente.
Éste es el día en que actuó el Señor:
sea nuestra alegría y nuestro gozo. R/.

Señor, danos la salvación;
Señor, danos prosperidad.
Bendito el que viene en nombre del Señor,
os bendecimos desde la casa del Señor;
el Señor es Dios, él nos ilumina. R/.

Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (5,1-6):

Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios; y todo el que ama a Dios que da el ser ama también al que ha nacido de él. En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios: si amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos. Pues en esto consiste el amor a Dios: en que guardemos sus mandamientos. Y sus mandamientos no son pesados, pues todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo. Y lo que ha conseguido la victoria sobre el mundo es nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? Éste es el que vino con agua y con sangre: Jesucristo. No sólo con agua, sino con agua y con sangre; y el Espíritu es quien da testimonio, porque el Espíritu es la verdad.

Palabra de Dios

Evangelio

Evangelio según san Juan (20,19-31), del domingo, 12 de abril de 2015

Lectura del santo evangelio según san Juan (20,19-31):

Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos.
Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.»
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegria al ver al Señor.
Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.»
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús.
Y los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.»
Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.»
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos.
Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: «Paz a vosotros.»
Luego dijo a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.»
Contestó Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!»
Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.»
Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Éstos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.