Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red

Homilia Nochebuena 2011.

Deja un comentario

Ante todo:  FELIZ NAVIDAD…

Yo diría que en el mundo en que vivimos la gente busca “una salida a todo esto”. A lo mejor busca “un por qué” a lo que está sucediendo, es decir, busca LUZ, o al menos una luz que guíe, oriente, ilumine.  No sabemos adónde va a llegar todo esto.

Hoy, en esta noche, se nos ofrece una LUZ que si no va a solucionar los problemas del día a día, SI, creo, puede orientar, guiar, iluminar nuestros pasos, o lo que es lo mismo nuestra vida.

Al igual que el pueblo vio una luz grande, una luz les brilló, según Isaías, a nosotros también hoy, también esta noche una luz nos brilla

                                       Esta noche podemos ver una gran luz.

   No es una luz que deslumbra, sino que alumbra a todo hombre de corazón sincero.

 No es una luz que hace daño, sino una luz suave que orienta la vida.

    No es una luz que apaga todas las demás, es una luz que mantiene a todas las demás, sobre todo a las que dudan o vacilan.

 No es una luz que irrumpe de pronto y luego desaparece, sino que es una luz que está ahí y para siempre alumbrando a toda persona.

    No es una luz que se esconde, sino una luz que da la cara para señalar al que hace daño a los demás, o se aprovecha de los demás… Esa luz es Jesús, el Hijo de Dios, que por ser LUZ, es paz, alegría, en definitiva VIDA.

Los pastores se dejan inundar por esa luz que viene de arriba, del cielo. Se ven envueltos de claridad, se ven envueltos de la luz de Dios Para ellos esa luz cambió sus vidas porque después de escuchar  y de ir a Belén transmiten a los demás esa luz que han recibido y que les envolvió. Los pastores de estar tranquilos, se dejan llenar de luz, de vida, de Dios y se convierten en testigos de la luz, de la vida, de Dios.

La luz que esta noche nos envuelve a nosotros, la luz que esta noche brilla para nosotros es Jesús.  Que, repito, si no va a solucionar nuestros problemas, SI nos va a iluminar y orientar nuestras vidas.

Este Jesús cuyo nacimiento celebramos esta noche es luz que alumbra a todo hombre de corazón sincero. Es luz que orienta la vida. Es luz que sostiene a los que vacilan. Es luz suave que cura heridas. En definitiva es la verdadera LUZ del mundo y para el mundo.

Este Jesús nos anima e invita a llevar ya desde ahora una vida según el evangelio, que es sobre todo una vida iluminada por el mismo Jesús y dedicada al servicio de los demás. 

A todos de nuevo FELIZ NAVIDAD.

Autor: Rafael Iglesias

Rafael Iglesias, sm Párroco de Santa María del Pilar Marianistas - Madrid c/Reyes Magos, 3 28009 - MADRID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s