Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red

Homilia domingo 5º de Cuaresma. 25 de marzo 2012

Deja un comentario

Posiblemente en un par de semanas podemos encontrarnos con una situación parecida a la que se nos narra al comienzo del evangelio: “entre los que habían venido a celebrar la fiesta…”. En un par de semanas, es decir, en Semana Santa, puede haber  personas que vayan a diversos lugares a celebrar la fiesta de Semana Santa y hagan la misma pregunta que los griegos hacen a Felipe: “Señor, quisiéramos ver a Jesús”.  Para bastantes personasla SemanaSantase reduce a eso: quieren ver procesiones, quieren ver a Jesús, pero tal vez como espectáculo.

Esas personas están muy lejos del Jesús que nos presenta el cuarto evangelista. El Jesús del cuarto evangelio no es el Jesús de la pasión, del sufrimiento, sino el Jesús ya  glorificado. Basta con leer atentamente la pasión según san Juan para darse cuenta que Jesús es quien, por así decirlo, maneja los hilos de toda la acción. Podríamos decir que san Juan nos muestra no tanto el Jesús humano que sufre, sino el Jesús glorificado por la resurrección.

Esa glorificación que por dos veces se alude en el texto tiene tres aspectos. La primera es que Jesús, como el grano de trigo, pasa de la muerte a la vida. Es más Jesús pasa por la muerte, no para quedarse en ella, sino para dar vida, para traer vida. No puede dar vida quien antes no experimenta la muerte. El grano de trigo tiene que morir, que ser enterrado, para que de él surja una nueva vida, una espiga. En nuestra vida, a veces sin darnos cuenta, morimos a unas etapas, para hacer surgir, para dar vida a otras. Pensemos en los cambios que experimentamos a lo largo de nuestra existencia. Esos cambios pueden significar morir a algo antiguo para vivir algo nuevo.

El segundo aspecto está en negarse a sí mismo. Jesús nos da ejemplo de negarse a sí mismo para darse a los demás, para sacrificarse por todos. Quien se ama a sí mismo, se pierde. Y esto es verdad. Pensemos en esas personas que solo se preocupan por ellos mismos. Viven en la más absoluta soledad, no tienen amigos, sí conocidos, y al final se encuentran solos por haber pasado su vida en un puro pensar en sí mismos. Sin embargo cuando uno se da, cuando uno se niega a sí mismo, se guarda para la vida. Puede parecer un contrasentido, pero aceptemos que darse, que negarse no es perder, sino ganar. Jesús se dio, se negó a sí mismo para cumplir la voluntad del Padre. Viviendo la voluntad del Padre, el Padre le dio la vida, le dio un nombre sobre todo nombre.

Y el tercer aspecto es el seguimiento de Jesús. Seguir a Jesús es servir a los demás. O al revés, servir a los demás es seguir a Jesús. Jesús nos dice “no he venido a ser servido sino a servir”. Para llegar a decir y a vivir esta frase Jesús pasó por el desierto. Su paso por el desierto fue vivir todo un proceso de conversión personal, como decía el primer domingo de cuaresma, para elegir vivir según la voluntad del Padre. Vivir esa voluntad divina le costó oración y súplicas, (segunda lectura). El confió en el Padre y el Padre escuchó la oración del Hijo. El Padre le convirtió en autor de salvación para todos.

En este último tramo dela CuaresmaJesúsnos invita a morir al hombre viejo para vivir el hombre nuevo dela Pascua.Nosinvita a negarnos a nosotros mismos, para tener la misma vida que El, y nos invita a servir a los demás como signo de seguimiento. En estos tres aspectos está nuestra glorificación como la estuvo en Jesús por ser fiel a la voluntad del Padre.

 

 

Autor: Rafael Iglesias

Rafael Iglesias, sm Párroco de Santa María del Pilar Marianistas - Madrid c/Reyes Magos, 3 28009 - MADRID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s