Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red

Homilía domingo 3º Cuaresma. Ciclo B. 11 de marzo 2012

Deja un comentario

Se puede decir que desde siempre el hombre busca y quiere signos. Hoy más que nunca se buscan signos en la economía, en la sociedad, en valores. Se habla de signos de reactivación, de regeneración, de crecimiento. La palabra signos está en boca de muchas personas.

También a la iglesia, de la que todos formamos parte, se le piden signos. Signos de vivencia del Evangelio. De compromiso con la fe que profesamos. De presencia en el mundo actual. De diálogo con las culturas que nos rodean.  De comunión con otras iglesias. De presencia entre los más pobres y necesitados.  

En la segunda lectura, san Pablo dice que los judíos piden signos y los griegos buscan sabiduría. Y en el evangelio los judíos preguntan a Jesús: “¿Qué signos nos muestras para obrar así?” Se trata de una pregunta con todo sentido. A una acción dura de Jesús le sigue una pregunta del por qué obra así. Dice un autor: “dentro de la sociedad y religión judías, Jesús no tenía ninguna autoridad para hacer eso…lo que tenía era la libertad personal para hacer la voluntad de Dios, sin que le importara lo que los demás pudieran pensar o decir” (Albert Nolan. Jesús hoy. Sal Terrae). El templo había perdido, en parte, su función de casa de oración.

Los judíos no ven o no quieren ver los signos que Jesús hace. San Pablo les hace el mismo reproche. Algo parecido pasa hoy en nuestro mundo. No se quieren ver los signos que la iglesia, entre otras instituciones, hace a favor de los demás con sus luces y sombras.

Jesús es signo para los de su generación y para toda generación posterior. Es signo de vida, de perdón, de nueva ley. El curaba, perdonaba, con escándalo de muchos, ponía a la persona por encima de la ley y nos dejó una nueva ley: amar como El amó.

Jesús es signo del nuevo templo. El templo de Jerusalén ya había sido destruido al escribir san Juan estas palabras. Jesús dice a la samaritana que a Dios se le adora y se le rinde culto “en espíritu y verdad”. Jesús inaugura unos tiempos nuevos donde el verdadero templo es El y su cuerpo, formado por todos los que intentamos seguirle.

Jesús es signo de la nueva relación de Dios con el hombre. Nueva relación  porque  Dios se ha hecho uno de nosotros, ha tomado nuestra condición humana, y se nos ha dado a conocer por los gestos y las palabras del Hijo. Conocer a Jesús es conocer al Padre. “Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre”, dirá.

Jesús es signo de la nueva relación del hombre con el hombre. Jesús se acerca a todo aquel que sufre, que es despreciado, que es marginado para decirnos que esas barreras que establecemos entre nosotros han sido suprimidas de una vez por todas. El se ha acercado a nosotros, sea cual sea nuestra condición, para señalarnos el camino a seguir en nuestras relaciones: relaciones de hijos del mismo Padre y de hermanos en Jesús.

El templo de Jerusalén es signo de una alianza del pasado. Dice el evangelio que Jesús hablaba del templo de su cuerpo. El cuerpo de Jesús resucitado es el nuevo templo donde la única jerarquía es el servicio manifestado en dones para beneficio de todos. Aceptar este nuevo templo es formar parte de la iglesia que vive y transmite el mensaje de Jesús, que ejerce su acción caritativa a favor de los necesitados y que se reúne para celebrar su memoria enla Eucaristía.Nosotrossomos hoy signo de la presencia de Cristo en el mundo, somos el nuevo y definitivo templo que es su Cuerpo.

Autor: Rafael Iglesias

Rafael Iglesias, sm Párroco de Santa María del Pilar Marianistas - Madrid c/Reyes Magos, 3 28009 - MADRID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s