Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red

Homilía Segundo domingo tiempo ordinario Ciclo B. domingo 15 de enero 2012

Deja un comentario

Después de la celebración del Bautismo del Señor y, yo diría como caso excepcional, leemos un texto del evangelio de san Juan. A partir del próximo domingo, y hasta Cuaresma, leeremos el evangelio de san Marcos.

San Juan nos narra el encuentro de Jesús con varios discípulos de Juan el Bautista. Si la pregunta de Jesús es curiosa: “¿qué buscáis?”, más lo es la de los discípulos: “maestro, ¿dónde vives?”. Lo normal en tiempo de Jesús era que los discípulos buscasen a un maestro por su sabiduría, por su elocuencia, sus discursos, es decir, por lo que enseñaba. Se podría decir que importaba más la enseñanza que la vida del maestro.

En este caso los discípulos no preguntan por la enseñanza de Jesús, no se cuestionan si era sabio o no, si decía bonitos discursos, no. La pregunta que le hacen es “¿dónde vives?”. Es decir, ¿cómo es tu vida? ¿es una vida atrayente o no? Por el evangelio de Mateo podemos decir que Jesús era un predicador itinerante, que no se ataba a ninguna ciudad, aunque tenía predilección por Cafarnaún.

A estos discípulos les atrae Jesús por el dónde vive. Dice el evangelio que “vieron donde vivía y se quedaron con él aquel día”. La vida que Jesús les presenta es la que les atrae, les convence y les lleva a seguirle. Después los discípulos continuarán con El al conocer su mensaje, pero lo que les lleva a seguirle desde el principio es su vida.

Igual que un estilo de vida atrae a personas, otro estilo de vida repele fácilmente. Hoy más que nunca en la transmisión del mensaje de Jesús cuenta mucho el estilo de vida de quienes transmitimos ese mensaje. Pensad si no en las críticas que suscitan el estilo de vida de algunas personas de iglesia. Puede suceder que el mensaje se vea obstaculizado por el estilo de vida que ofrecemos. Una vida sencilla, transparente, cercana a la realidad que viven muchas personas favorece la transmisión del mensaje de Jesús

Vida y mensaje van unidos. A veces se comenta lo difícil que resulta hoy hablar de Jesús, de la fe en El, de cómo la gente no oye la voz dela Iglesia. Nospreguntamos ¿por qué? ¿No será porque nuestro estilo de vida no está de acuerdo con el mensaje que transmitimos? ¿No será que hablamos de doctrinas y de normas desde una postura de seguridad en lo material y en lo espiritual que poco tienen que ver con la manera de vivir de Jesús? ¿No estamos un poco anquilosados y no somos atrayentes como Jesús?

Aún así hoy hay personas que convencen a otros más por su estilo de vida que por su mensaje. Enla Iglesiatambién las hay. Esas personas, posiblemente sin quererlo ellas, están diciéndonos que hay algo en nuestras vidas que tiene que cambiar si queremos que otros acepten y sigan a Jesús. Tenemos que convencernos que seguir a Jesús no es tanto conocer su doctrina cuanto tratar de imitarle en sus actitudes para con los demás. Actitudes de amor, de perdón, de paz, de justicia, de acogida. Eso fue lo que atrajo a los discípulos a quedarse con él aquel día. Eso seguirá siendo lo que atraiga a otros a seguir a Jesús, hoy. Un estilo de vida de menos palabras y más vida entregada.

Autor: Rafael Iglesias

Rafael Iglesias, sm Párroco de Santa María del Pilar Marianistas - Madrid c/Reyes Magos, 3 28009 - MADRID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s