Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red


1 comentario

Jóvenes de la parroquia y del Grupo Scout Santa María del Pilar ayudan a las personas mayores del barrio. Gracias por vuestra generosidad.

Algunos jóvenes de la Parroquia y del Grupo Scout Santa María del Pilar ofrecen su ayudan a las personas mayores del barrio con las cosas que no pueden hacer (compra, pan, medicinas,… siguiendo los protocolos de higiene para evitar riesgo de contagio, y de forma totalmente gratuita.

Juan (633281858) y Jaime (636545235) atienden de 10 a 12.30 y de 15 a 17.30h.

Gracias de todo corazón por vuestra iniciativa generosa.  Especialmente a los mayores os pedimos que permanezcáis en casa.

Ayuda scouts


Deja un comentario

“El Señor está cerca de los atribulados”. Misa del viernes de la cuarta semana de cuaresma desde la Comunidad @MarianistasES SMP

Buenos días, compañeros de camino. Es viernes de cuaresma. Los ojos se vuelven hacia el Crucificado, el Justo con quien se ha cebado el mal de este mundo. Mirarlo a Él es enfrentarse a la realidad lacerante de cuantos penden de la cruz hoy. Jesús, a quien seguimos de cerca en la particular subida a Jerusalén de este marzo duro y terrible, toma sobre sí el sufrimiento de toda la humanidad. Es un Misterio de Amor compasivo que no cabe en nuestras estrechas mentes y pequeños corazones.

Esta mañana, mientras celebrábamos la eucaristía por el pueblo de Dios, contemplaba a Jesús que con sus brazos delgados e inmensamente abiertos, me parecía querer abrazar al mundo entero, acoger en un toda su dimensión esta historia que estamos viviendo como en una pesadilla y en la que da la impresión de que se ha parado el reloj. La Palabra de Dios nos enseña hoy en el libro de la Sabiduría que la bondad es el elemento más revolucionario y contracultural, la respuesta más rotunda, al mal que pasea por el mundo y habita en los corazones. Contemplar la bondad y el amor absoluto de Jesús, el Justo, es la mayor medicina para curar nuestras iniquidades. En tu rostro, Jesús que guardas silencio, están los rostros de tantos amigos y amigas a los que queremos y que hoy sufren por la enfermedad y por la de los suyos. Te miramos a ti puesto en cruz por amor hacia nosotros, hacia cada uno de ellos y con el salmista afirmamos desde la fe: “El Señor está cerca de los atribulados”. Y lo repetimos poniendo el nombre de aquellos que llevamos en el corazón y por los que rezamos con toda la fuerza de las que somos capaces. “El Señor esta cerca de…”

Un abrazo amiga. Un abrazo amigo. Caminamos juntos hacia la Pascua

Pincha aquí para ver la misa

img_20200226_121116


Deja un comentario

“Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo” Clamor del salmista y nuestro en la misa del jueves de la cuarta semana de Cuaresma desde Comunidad @MarianistasES SMP

¿Cómo andáis por casa?¿Cómo os encontráis? Me diréis: a ratos. Dependiendo del momento del día, de las noticias que me van llegando, de cómo están las personas que quiero, de por donde anda mi corazón. Ayer en la comunidad compartíamos cómo estábamos viviendo cada uno estos días raros y extraordinarios de confinamiento. Es verdad que el Señor nos ha hecho diferentes y cada uno enfoca la realidad desde su particular mirada y forma de ser pero hay un desasosiego compartido, una preocupación por las personas que queremos y que no sabemos qué les pasará, un no poder estar más cerca de quienes nos necesitan, un no ver el final, una tristeza porque se nos van personas queridas sin haberlas podido despedir cristianamente con el cariño que se merecen.

Por eso quiero hacer mías hoy las palabras de un creyente, el salmista, que hoy pone en nuestros labios palabras que bien podrían brotar desde el fondo de nuestra alma con el desgarro de la súplica: “Acuérdate de mí Señor, por amor a tu pueblo”. En nuestra alegre y distraída vida, olvidamos referir nuestra existencia a quien es fuente y destino de nuestra vida. Nos entretenemos con otros diosecillos más manejables a los que rendimos la adoración de nuestro tiempo, energías y afectos. Pequeños ídolos de fundición que no pueden salvarnos, que son absolutamente superfluos cuando sentimos la vida en riesgo.

Hoy volvemos nuestra mirada a quien nos puso en este mundo, al que nos sostiene y nos espera. Mirando nuestra realidad amenazada, y la de nuestra gente, clamamos también nosotros diciendo: “Acuérdate de mi Señor, por amor a tu pueblo”. La fe nos recuerda que Él es fiel a su promesa, que Él nos escucha, porque nos ama. No desfallezcamos. Confiemos, adoremos al único Dios, hagámoslo juntos, como comunidad creyente que espera en el Señor. Un abrazo amigos y amigas.

Pincha aquí para ver la misa

Niño oracion


Deja un comentario

Celebramos en Familia Marianista nuestra fiesta: la Anunciación del Señor. Misa desde la Comunidad @MarianistasES SMP

Buenos días, familia. En medio de nuestro camino de cuaresma-cuarentena, nos llega como regalo de primavera la fiesta de la Anunciación del Señor. Hoy con toda la Familia Marianista celebramos nuestro día: la Encarnación de Jesús en el seno de la Mujer. Iniciativa de Dios, respuestas humana y acción del Espíritu se conjugan para hacer posible la salvación esperada, la liberación ansiada, la redención necesaria. Nosotros también como María estamos convocados a la respuesta, a la disponibilidad, al sí, a dejarnos llenar de la fuerza y la gracia de su Espíritu. Necesitamos comprender que Dios ha escogido este modo de actuar, que no se salta nada, que asume la historia y los procesos humanos. Dios se sigue haciendo presente en el mundo a través de quienes portamos a Jesús y su buena noticia. Y eso es lo que nos sigue tocando. Mientras confiamos en Él, mientras le decimos aquí me tienes, abrimos bien los ojos y nos remangamos para hacer posible que la alegría, la salud, la esperanza y el amor de Jesús lleguen a quienes lo necesitan.

Ayer he sentido el desgarro de muchos de vosotros con familiares en el hospital, mientras estáis solos en casa esperando la llamada de teléfono; el desgarro de médicos amigos agotados y rotos porque les duele la situación de desbordamiento y falta de medio para atender a tantos; la de quienes no pueden abrazar ni llorar a sus amigos en el momento de la pérdida de sus seres queridos. Nuestro mundo necesita redención. Dios la desea. Tu sí, tu palabra, tu animo, tu cariño, tu servicio, encarnan hoy a Jesús en el mundo, como hizo María. Seamos buenos hijos e hijas suyos cooperemos en esta preciosa misión de nuestra madre. Un abrazo y felicidades, amigos. En el fragor de la batalla bridemos por la vida y porque Dios nos anuncia la salvación. Un beso lleno de ternura maternal, la de María.

Pincha aquí para ver la misa

anunciacion-rupnik


1 comentario

Un río de aguas medicinales que brotan del corazón de Dios. Misa del martes de la cuarta semana de Cuaresma de la Comunidad @MarianistasES SMP

Pincha aquí para ver la misa

 Martes 24 de Marzo. ¿Cómo te has levantado hoy? Sea como sea tu situación recuerda que no estás solo. Ayer me dormía tras leer un artículo de un jesuita de Nueva York que ante la pregunta, ¿qué hace Dios frente al coronavirus? se respondía: no lo sé. No sabemos. No es una cuestión fácil y es bastante antigua: ¿qué hace Dios frente al sufrimiento, frente a los desastres naturales? A muchas personas, esta pregunta les lleva a perder la fe. Si Dios es Todopoderoso porque no actúa, y si no lo puede todo es que no es Dios. Lo cierto es que la única respuesta está en mirar a Jesús. No se trata de un Dios teórico que pensamos en nuestras cabezas. Hablamos del Dios de Jesús. Y en estos días, el Evangelio se empeña en presentarnos a Jesús que ante los enfermos, se siente movido en las entrañas, se compadece y actúa desatando un proceso que conduce a la sanación. Y podemos vislumbrar que Dios no está en los espacios infinitos, sino que está aquí mismo, empeñándose en que se abran paso caminos de sanación a través del corazón y las manos de sus criaturas.

No tenemos muchas respuestas pero sentimos que lo más auténtico y verdadero reside en las manos de los hombres y mujeres que pelean en los hospitales por sacar adelante a sus paisanos; en la gente que conduce durante horas para asegurar el abastecimiento de los productos básicos; en quienes se levantan temprano y salen de casa para asegurar la limpieza y desinfección de los lugares en donde el contagio es más peligroso; en la ternura y el cuidado de quienes están sosteniendo la vida amenazada de los más mayores en residencias de ancianos. Allí Dios está actuando y lo hace a través de hombres y mujeres que por ser hijos suyos responden a una llamada inscrita en nuestras entrañas que nos hace cuidar a unos de otros, porque si no nos movemos, quien está a nuestro lado nunca llegará por si mismo a la piscina de Betesda, donde al agitarse las aguas, es posible alcanzar la salud. La primera lectura de hoy nos habla de las aguas que salen del santuario hacia la derecha del templo, haciendo fecunda la comarca y saneando las aguas salobres del mar muerto. También tú y yo estamos invitados a vivir unidos al Misterio del Dios Amor que habita en el templo de nuestro corazón y a ser parte de ese venero de aguas sanadoras que se extienden por la ciudad poniendo salud en medio de esta epidemia.

Al comenzar la mañana me uno contigo a este torrente. Tú y yo, porque estamos habitados misteriosamente por el Dios de la Vida, somos vehículo de salvación. Así que en marcha. ¡Que en tu frescor y en el mío encuentren respuesta a la pregunta qué hace Dios en el coronavirus! Poner a sus hijos e hijas a responder con coraje a los efectos de la epidemia con la fuerza medicinal del amor fraterno! Un abrazo, amigos.

Piscina Betesda

 


Deja un comentario

Fallece Paco Lora SM en Ciudad Real, párroco de Santa María del Pilar desde 1986 a 1995. La Familia Marianista reza por su eterno descanso

Queridos amigos:

Sentimos comunicaros la inesperada noticia del fallecimiento de nuestro hermano Francisco de Lora a los 86 años de edad y 68 de profesión religiosa en la Compañía de María.

Paco acaba de fallecer repentinamente en su comunidad de Ciudad Real, poco antes de las 21 horas de esta noche. Su salud era delicada desde hace tiempo, pero nada hacía presagiar un desenlace tan rápido.

Damos gracias a Dios por la vida de Paco y oramos con confianza por su eterno descanso.

El funeral, por las restricciones obligatorias en este tiempo de emergencia sanitaria, no podrá ser público. Más adelante podremos celebrar varias eucaristías de acción de gracias por su vida, en los lugares donde Paco ha vivido y es muy querido.

Iñaki Sarasua, sm – Provincial

Paco Lora


Deja un comentario

“Baja a curar a mi hijo que está muriéndose” clamamos a Jesús hoy con las palabras del Evangelio. Comparte con nosotros la misa del lunes cuarto de Cuaresma.

Es lunes. Segunda semana de este confinamiento. Siento cierto pudor al escribirte. Sé que estás cansado; que la energía con la que empezamos a afrontar esta crisis se va gastando con el paso de los días y la inquietud y las preguntas tocan tu corazón y también el mío. Misteriosamente, los niños son los que mejor la llevan. Ayer al preguntar por teléfono al pequeño Bruno si estaba aburrido de estar tantos días en casa me decía muy alegre: ¡Imposible! Con mis hermanos me lo paso muy bien. Los mayores nos interrogamos más pensando en el futuro y eso nos hace entrar en una cierta melancolía y desazón. A alguno de vosotros, estoy seguro, os ha visitado la enfermedad grave de un amigo o de alguien de la familia. Y hasta la propia muerte, esa realidad tan lacerante para quienes estamos hecho para la vida, puede que los haya alcanzado.

Hoy también nosotros acudimos a Jesús, ¡a quién si no!, como el funcionario real del evangelio de Juan, con la misma petición en los labios: “baja a curar a mi hijo que está muriéndose”. Tú y yo pensamos en tantos hijos e hijas, tantos en nuestros hospitales y deseamos oír de sus labios: “anda, tu hijo está curado”. Sentimos que el evangelio se hace vivo cuando escuchamos que algunos de nuestros amigos, resisten, se recuperan, salen adelante, “le va dejando la fiebre”. Vamos a salir adelante. Pero os lo ruego: creamos en la palabra de Jesús. Mantengamos calma. Sigamos caminando juntos, transitando esta cuarta semana de cuaresma. Juntos. En Jesús y en la red que formamos está nuestra fuerza. Un abrazo, amigos.

Pincha aquí para ver la misa

Desde la ventana