Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red


Deja un comentario

Lecturas del Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario

PRIMERA LECTURA

Lectura de la profecía de Daniel: entonces se salvará tu pueblo.

Por aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que se ocupa de los hijos de tu pueblo; serán tiempos difíciles como no los ha habido desde que hubo naciones hasta ahora. Entonces se salvará tu pueblo: todos los que se encuentran inscritos en el libro. Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despertarán: unos para vida eterna, otros para vergüenza e ignominia perpetua. Los sabios brillarán como el fulgor del firmamento, y los que enseñaron a muchos la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad.

SALMO RESPONSORIAL

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.

El Señor es el lote de mi heredad y mi copa;

mi suerte está en tu mano.

Tengo siempre presente al Señor,

con Él a mi derecha no vacilaré.

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.

Por eso se me alegra el corazón, se gozan mis entrañas,

y mi carne descansa esperanzada.

Porque no me abandonarás en la región de los muertos

ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción.

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.

Me enseñarás el sendero de la vida,

me saciarás de gozo en tu presencia,

de alegría perpetua a tu derecha.

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti. 

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta a los Hebreos: con una sola ofrenda ha perfeccionado definitivamente a los que van siendo santificados.

Todo sacerdote ejerce su ministerio diariamente ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, porque de ningún modo pueden borrar los pecados. Pero Cristo, después de haber ofrecido por los pecados un único sacrificio, está sentado para siempre jamás a la derecha de Dios y espera el tiempo que falta hasta que sus enemigos sean puestos como estrado de sus pies. Con una sola ofrenda ha perfeccionado definitivamente a los que van siendo santificados. Ahora bien, donde hay perdón, no hay ya ofrenda por los pecados.

Aleluya, aleluya, aleluya

Estad despiertos en todo tiempo,

pidiendo manteneros en pie ante el Hijo del hombre.

Aleluya, aleluya, aleluya

 

EVANGELIO 

Lectura del santo Evangelio según san Marcos: reunirá a sus elegidos de los cuatro vientos.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y gloria; enviará a los ángeles y reunirá a sus elegidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo el cielo. Aprended de esta parábola de la higuera: cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros que esto sucede, sabed que Él está cerca, a la puerta. En verdad os digo que no pasará esta generación sin que todo suceda. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. En cuanto al día y la hora, nadie lo conoce, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, solo el Padre».

pobres2018


Deja un comentario

Agenda de la semana y Hoja del Domingo XXXII del Tiempo Ordinario

AGENDA 

  1. Hoy domingo, la colecta está dedicada al sostenimiento de la vida y misión de nuestra Iglesia de Madrid, sus necesidades, servicios y proyectos en el día de la Iglesia Diocesana.  La parroquia os invita  a sumaros a la colaboración económica periódica con nuestra comunidad para su sostenimiento, su misión evangelizadora y acción caritativa y social con aquellas personas y grupos que acuden a nosotros en momentos de dificultad.  Lo podéis hacer a través de la web de la parroquia (https://parroquiasantamariadelpilar.com/colabora-con-tu-parroquia/) o rellenando la ficha que encontraréis junto a la hoja parroquial y entregándola en la sacristía.
  2. El miércoles 14, a las 19h, en la Sala Domingo Lázaro tendremos reunión con los padres de los Grupos Pelícano de 4ºPrimaria para la preparación de la celebración de la entrega de la Palabra.
  3. El próximo fin de semana,  los grupos de fe SENDA de 3º y 4º ESO  y de 1º Bachillerato estarán de convivencia en Navas de Riofrío y  Miraflores de la Sierra.

DOMINGO XXXII DEL TIEMPO ORDINARIO

Día-de-la-Iglesia-Diocesana-2018


Deja un comentario

Lecturas del Domingo XXXII del Tiempo Ordinario

PRIMERA LECTURA

Lectura del primer libro de los Reyes: la viuda preparó con su harina una pequeña torta y se la llevó a Elías.

En aquellos días, se alzó el profeta Elías y fue a Sarepta. Traspasaba la puerta de la ciudad en el momento en el que una mujer viuda recogía por allí leña. Elías la llamó y le dijo: «Tráeme un poco de agua en un jarro, por favor, y beberé». Cuando ella fue a traérsela, él volvió a gritarle: «Tráeme, por favor, en tu mano un trozo de pan». Respondió ella: «Vive el Señor, tu Dios, que no me queda pan cocido; solo un puñado de harina en la orza y un poco de aceite en la alcuza. Estoy recogiendo un par de palos, entraré y prepararé el pan para mí y mi hijo, lo comeremos y luego moriremos». Pero Elías le dijo: «No temas. Entra y haz como has dicho, pero antes prepárame con la harina una pequeña torta y tráemela. Para ti y tu hijo la harás después. Porque así dice el Señor, Dios de Israel: “La orza de harina no se vaciará, la alcuza de aceite no se agotará, hasta el día en que el Señor conceda lluvias sobre la tierra”». Ella se fue y obró según la palabra de Elías, y comieron él, ella y su familia. Por mucho tiempo la orza de harina no se vació ni la alcuza de aceite se agotó, según la palabra que había pronunciado el Señor por boca de Elías.

SALMO RESPONSORIAL

Alaba, alma mía, al Señor.

El Señor mantiene su fidelidad perpetuamente,

hace justicia a los oprimidos,

da pan a los hambrientos.

El Señor liberta a los cautivos.

Alaba, alma mía, al Señor.

El Señor abre los ojos al ciego,

el Señor endereza a los que ya se doblan,

el Señor ama a los justos.

El Señor guarda a los peregrinos.

Alaba, alma mía, al Señor.

Sustenta al huérfano y a la viuda

y trastorna el camino de los malvados.

El Señor reina eternamente,

tu Dios, Sión, de edad en edad.

Alaba, alma mía, al Señor. 

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta a los Hebreos: Cristo se ofreció una sola vez para quitar los pecados de todos.

Cristo entró no en un santuario construido por hombres, imagen del auténtico, sino en el mismo cielo, para ponerse ante Dios, intercediendo por nosotros. Tampoco se ofrece a sí mismo muchas veces como el sumo sacerdote, que entraba en el santuario todos los años y ofrecía sangre ajena. Si hubiese sido así, tendría que haber padecido muchas veces, desde la fundación del mundo. De hecho, él se ha manifestado una sola vez, al final de los tiempos, para destruir el pecado con el sacrificio de sí mismo. Por cuanto el destino de los hombres es morir una sola vez; y después de la muerte, el juicio. De la misma manera, Cristo se ofreció una sola vez para quitar los pecados de todos. La segunda vez aparecerá, sin ninguna relación al pecado, para salvar a los que lo esperan.

Aleluya, aleluya, aleluya

Bienaventurados los pobres en el espíritu,

porque de ellos es el reino de los cielos.

Aleluya, aleluya, aleluya

 

EVANGELIO 

Lectura del santo Evangelio según san Marcos: esta viuda pobre ha echado más que nadie

En aquel tiempo, Jesús, instruyendo al gentío, les decía: «¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en las plazas, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas y aparentan hacer largas oraciones. Esos recibirán una condenación más rigurosa». Estando Jesús sentado enfrente del tesoro del templo, observaba a la gente que iba echando dinero: muchos ricos echaban mucho; se acercó una viuda pobre y echó dos monedillas, es decir, un cuadrante. Llamando a sus discípulos, les dijo: «En verdad os digo que esta viuda pobre ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero esta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir».

Día-de-la-Iglesia-Diocesana-2018


Deja un comentario

Lecturas del Domingo XXXI del Tiempo Ordinario

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro del Deuteronomio: escucha, Israel: Amarás al Señor con todo el corazón.

Moisés habló al pueblo diciendo:  «Teme al Señor, tu Dios, tú, tus hijos y nietos, y observa todos sus mandatos y preceptos, que yo te mando, todos los días de tu vida, a fin de que se prolonguen tus días. Escucha, pues, Israel, y esmérate en practicarlos, a fin de que te vaya bien y te multipliques, como te prometió el Señor, Dios de tus padres, en la tierra que mana leche y miel. Escucha, Israel: El Señor es nuestro Dios, el Señor es uno solo. Amarás, pues, al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas las fuerzas. Estas palabras que yo te mando hoy estarán en tu corazón».

 

SALMO RESPONSORIAL

Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza.

Yo te amo, Señor; tú eres mí fortaleza;

Señor, mi roca, mi alcázar, mi libertador.

Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza.

Dios mío, peña mía, refugio mío,

escudo mío, mi fuerza salvadora, mi baluarte.

Invoco al Señor de mi alabanza

y quedo libre de mis enemigos.

Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza.

Viva el Señor, bendita sea mi Roca,

sea ensalzado mi Dios y Salvador.

Tú diste gran victoria a tu rey,

tuviste misericordia de tu ungido.

Yo te amo, Señor; tú eres mi fortaleza.  

SEGUNDA LECTURA

 

Lectura de la carta a los Hebreos: como permanece para siempre, tiene el sacerdocio que no pasa

Hermanos: ha habido multitud de sacerdotes de la anterior Alianza, porque la muerte les impedía permanecer; en cambio, Jesús, como permanece para siempre, tiene el sacerdocio que no pasa. De ahí que puede salvar definitivamente a los que se acercan a Dios por medio de Él, pues vive siempre para interceder a favor de ellos. Y tal convenía que fuese nuestro sumo sacerdote: santo, inocente, sin mancha, separado de los pecadores y encumbrado sobre el cielo. Él no necesita ofrecer sacrificios cada día como los sumos sacerdotes, que ofrecían primero por los propios pecados, después por los del pueblo, porque lo hizo de una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. En efecto, la ley hace sumos sacerdotes a hombres llenos de debilidades. En cambio, la palabra del juramento, posterior a la ley, consagra al Hijo, perfecto para siempre.

 

Aleluya, aleluya, aleluya

El que me ama guardará mi palabra – dice el Señor -,

y mi Padre lo amará, y vendremos a Él.

Aleluya, aleluya, aleluya

 

EVANGELIO 

Lectura del santo Evangelio según san Marcos: amarás al Señor, tu Dios. Amaras a tu prójimo.

En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: «¿Qué mandamiento es el primero de todos?» Respondió Jesús: «El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser.” El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” No hay mandamiento mayor que éstos». El escriba replicó: «Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios». Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo: «No estás lejos del reino de Dios». Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

Taizé Madrid.jpg


Deja un comentario

Lecturas del Jueves XXX del Tiempo Ordinario: Solemnidad de todos los Santos.

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro del Apocalipsis: vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de todas las naciones, razas, pueblos y lenguas.

Yo, Juan, vi a otro ángel que subía del oriente llevando el sello del Dios vivo. Gritó con voz potente a los cuatro ángeles encargados de dañar a la tierra y al mar, diciéndoles: «No dañéis a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que sellemos en la frente a los siervos de nuestro Dios». Oí también el número de los sellados, ciento cuarenta y cuatro mil, de todas las tribus de Israel. Después de esto vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de todas naciones, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y gritan con voz potente: «¡La victoria es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero!». Y todos los ángeles que estaban de pie alrededor del trono y de los ancianos y de los cuatro vivientes cayeron rostro a tierra ante el trono, y adoraron a Dios, diciendo: «Amén. La alabanza y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y el honor y el poder y la fuerza son de nuestro Dios, por los siglos de los siglos. Amén». Y uno de los ancianos me dijo: «Estos que están vestidos con vestiduras blancas ¿quiénes son y de dónde han venido?». Yo le respondí: «Señor mío, tú lo sabrás». Él me respondió. «Estos son los que vienen de la gran tribulación: han lavado y blanqueado sus vestiduras en la sangre del Cordero».

SALMO RESPONSORIAL

Esta es la generación que busca tu rostro, Señor.

Del Señor es la tierra y cuanto la llena, el orbe y todos sus habitantes:

Él la fundó sobre los mares, Él la afianzó sobre los ríos.

Esta es la generación que busca tu rostro, Señor.

¿Quién puede subir al monte del Señor?

¿Quién puede estar en el recinto sacro?

El hombre de manos inocentes y puro corazón, que no confía en los ídolos.

Esta es la generación que busca tu rostro, Señor.

Ese recibirá la bendición del Señor, le hará justicia el Dios de salvación.

Esta es la generación que busca al Señor, que busca tu rostro, Dios de Jacob.

Esta es la generación que busca tu rostro, Señor. 

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan: veremos a Dios tal cual es.

Queridos hermanos: Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no lo conoció a Él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque lo veremos tal cual es. Todo el que tiene esperanza en Él se purifica a si mismo, como Él es puro.

Aleluya, aleluya, aleluya

Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados

– dice el Señor -, y yo os aliviaré.

Aleluya, aleluya, aleluya

 

EVANGELIO

Lectura del santo Evangelio según san Mateo: Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.

En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió al monte, se sentó y se acercaron sus discípulos; y, abriendo su boca, les enseñaba diciendo: «Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos. Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo».

duminica_tuturor_sfintilor_66


Deja un comentario

Agenda de la semana y Hoja del Domingo XXX del Tiempo Ordinario

AGENDA 

  1. Hemos entregado a la Obra de Misiones Pontificias 4963€ como resultado de la colecta del domingo pasado en la jornada del DOMUND. En nombre de los misioneros os damos las gracias por vuestra generosidad.
  2. Hoy domingo a las 11.30 y a las 20h tendremos eucaristía de envío de los agentes de pastoral de Santa María. A lo largo del día la rama ruta del Grupo Scout tiene abierta una exposición en los bajos de la parroquia sobre su servicio durante este verano en Kenia. A las 18.30h habrá una presentación en el salón de actos con testimonios de esta experiencia.
  3. El día 1 de noviembre, Solemnidad de Todos los Santos, habrá misas a las 12.30h y a las 20h.
  4. El lunes, a las 18h, continúa el curso de formación en el aula de bachillerato de la terraza que lleva por título: “Te llevaré al desierto y te hablaré al corazón. Espiritualidad del desierto y del silencio” dirigido por Rafa Iglesias.

DOMINGO XXX DEL TIEMPO ORDINARIO

jesus-cura-a-ciego-de-nac_59653997e85a7_img.jpg