Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red


Deja un comentario

ADVIENTO EN FAMILIA: LUCES PARA LOS “DESCARTADOS”

Motivación

Hemos apostado por una recuperación abierta del “tejido social”. Queremos que nuestro “confina­miento” haya podido servir para aprender a vivir y ser de otra manera, luchando por deshacer, en positivo, el “otro modo” -ya periclitado- de construir la ciudad. No creemos en lo bueno y maravilloso que es poner el partido por encima del bien común, el consumo por encima de la felicidad, el di­nero por encima del amor, el tener sobre el ser. Ahora ya estamos vacunados, o podemos estarlo, si queremos. Hemos tenido la oportunidad de aprender la “resistencia” y la “paciencia”. Hemos aprendido que “aplaudir” a las ocho de la tarde era una manera de luchar y que hemos de traducirlo, creativamente, en “otra cosa”,una “nueva realidad” que tire por la borda el “viejo mundo” con el que nos habíamos engañado…

Pero, en ese nuevo “tejido social” que estamos llamados a recrear, no puede seguir habiendo “descartados” del nuevo tejido relacional, de ese “no­sotros”: ellos son los que no cuentan,  a quienes no podemos “des-cuidar”.

La voz de los profetas

Decía Juan Bautista: «Yo soy la voz que grita en el desierto: “Allanad el camino del Señor”, como dijo el profeta Isaías» (Evangelio: Jn 1,23)Isaías, por su parte, anunciaba la misión de aquel del que el mismo Juan decía: «en medio de voso­tros hay uno que no conocéis,el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia» (Evangelio: Jn 1,26-27).

El Espíritu del Señor, Dios, está sobre mí, porque el Señor me ha ungido. Me ha en­viado para dar la buena noticia a los pobres, para curar los corazones desgarrados, proclamar la amnistía a los cautivos, y a los prisioneros la libertad; para proclamar un año de gracia del Señor» (1ª lectura: Is 61, 1-2).

¿Dónde está Dios más presente aún?

Jesús de Nazaret, “el que había de venir”, se presentó también entre nosotros teniendo en su boca las mismas palabras de Isaías y del Bautista: “El Señor me ha ungido; el Espíritu de Dios está sobre mí” para anunciar la Buena Noticia a los “últimos” (Lc 4,16-22).

La presencia del Señor “que viene” se hace más intensa, precisamente en los “descarta­dos” de nuestra sociedad, los “des-cuidados”, los des-conectados de la vida y de la relación.

Las luces de la ciudad

Si queremos hoy ser, como Juan Bautista, “la voz que grita en el desierto” de nuestra sociedad, no podemos hacer otra cosa que dedicar nuestros esfuerzos a estos “descartados” de la vida, a quien Isaías y Jesús llaman “los que sufren, los corazones desgarrados, los cautivos, los prisioneros”, los… pobres: los últimos de desgarro social. Hasta ellos no han llegado aún “las luces de la ciu­dad” y Dios, en ellos, está esperando para su venida.

Un gesto comunitario

Se trata, pues, comunitariamente, de IDENTIFICAR A ESTOS la vida…

Adelantándonos a ello, recordamos a los “psico­lógicamente descartados” (personas psicológica­mente frágiles, discapacitados mentales, autistas, depresivos, pusilánimes…), a los “socialmente descartados” (ancianos en soledad o en malas ­residencias, “menes”, inmigrantes, presos y otros tantos seres humanos al límite de la vida digna…) y a los “económicamente descartados” (mujeres empleadas en precario, parados sin subsidios, mi­grantes en la economía sumergida, personas sin casa donde quedarse, madres sin ingresos y niños sin escuela ni medios, temporeros, etc.)

Al nombrar cada grupo de “descartados” vamos encendiendo una vela de la corona de adviento (serían tres)

La Corona de Adviento

En las tinieblas se encendió una luz, en el desierto clamó una voz.

Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz.

Y, como Isaías, y más tarde Jesús, se anuncia la buena noticia.

Los pobres, los descartados, los últimos de la vida son sus destinatarios.

Preparad sus caminos, abridles las puertas: en ellos está el Señor, que ya se acerca.

Cuando encendemos esta tercera vela cada uno de nosotros sentimos la llamada

a ser la misma voz de Juan que clama en el desierto de la vida.

Ven pronto, Señor! ¡Ven, Salvador!


Deja un comentario

VIGILIA DE LA INMACULADA

MARÍA, ALUMBRA NUESTRA ESPERANZA

María, alumbra nuestra esperanza es el lema con el que la diócesis de Madrid celebrará la tradicional Vigilia de la Inmaculada el lunes, 7 de diciembre, a las 21:00 horas en los tres templos que habitualmente acogen esta celebración:

Catedral de la Almudena (Bailén, 10). En la celebración presidida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, tendrán especial protagonismo las personas que se han visto afectadas por la pandemia, que dirigirán cada misterio del rosario: familias que han perdido a seres queridos; familias que han tenido a varios o a todos sus miembros enfermos; médicos y personal sanitario; familias que han perdido el trabajo o han visto cómo sus empresas tenían que cerrar; y miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. La celebración se retransmitirá en directo por el canal de YouTube de la diócesis.

Basílica de la Merced (Edgar Neville, 23). Presidida por el arzobispo emérito de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela, estará coordinada por el instituto secular Stabat Mater.

Santuario de María Auxiliadora (Ronda de Atocha, 25). Presidida por monseñor Juan Antonio Martínez Camino, obispo auxiliar de Madrid, estará coordinada por el instituto secular Cruzados de María.

Para garantizar la salud de todos, habrá aforo limitado en todos los templos de acuerdo con las pautas vigentes en ese momento y se aplicarán el resto de medidas de seguridad e higiene.

La vigilia, abierta a todo el mundo pero con una llamada especial a los jóvenes, está precedida de una campaña de pequeños testimonios en redes sociales con el hashtag #LaInmaculadaNuncaFalla. En ellos, diversas personas explican por qué María es su esperanza, su modelo, su guía y su luz.

Un faro del que brota la luz de Cristo

El cardenal Osoro, en la carta que ha escrito a los fieles con motivo de esta celebración, explica que, aunque este año será todo diferente, «acogemos como una providencia singular que Dios nos ofrece esta nueva situación, gracias a la cual podemos experimentar que realmente María es esa Madre que nunca abandona a sus hijos». La Virgen María se convierte, como en el cartel, en un faro desde el que brota la luz de Cristo, «que es la que alumbra la esperanza a todos los que navegan por las movidas aguas de un mar agitado».

«Hemos de seguir anunciando –indica– que hay Alguien que puede hacer renacer la Esperanza: Jesucristo». Por eso, igual que María fue a visitar a su prima Isabel, así anima el arzobispo de Madrid a los cristianos a «salir al encuentro de tantos hermanos nuestros que están sufriendo hoy»: aquellos que han perdido algún ser querido, los que se han quedado sin trabajo o han visto arruinados sus negocios o «tantas personas que van perdiendo la esperanza ante un futuro demasiado incierto y preocupante».

Vigilias desde 1947

La primera Vigilia de la Inmaculada se celebró fue en el año 1947, convocada en Madrid por el padre Tomás Morales, SJ –en proceso de beatificación–, que tenía una especial devoción por esta advocación de María. Reunió a 300 personas y, desde entonces, estos encuentros de oración se han extendido por toda España, Europa y América Latina.

La palabra vigilia procede del latín y significa estar despierto o en vela. Jesús en el Evangelio anima en varias ocasiones a velar y a orar, y es tradición en la Iglesia que las grandes celebraciones litúrgicas estén precedidas de noches de vela para que los fieles se dispongan interiormente para la fiesta.


Deja un comentario

CONFIRMACIONES EN NUESTRA COMUNIDAD DE FE DE SANTA Mª DEL PILAR

Un elevado número de jóvenes de la Comunidad de fe  de Santa María del Pilar (Reyes Magos, 3), de los marianistas, van a recibir este mes de noviembre el sacramento de la Confirmación.

Dada la situación excepcional que estamos viviendo, y para respetar las normas para ello establecidas por las autoridades sanitarias, se administrará en tres ceremonias diferentes.

La primera está programada para el viernes, 13 de noviembre . Presidida por monseñor Juan Antonio Martínez Camino, SJ, obispo auxiliar de Madrid. La solemne Eucaristía concelebrada dará comienzo a las 18:00 horas. En esta ceremonia recibirán el Espíritu Santo 28 jóvenes que este año están comenzando sus estudios universitarios.

 El 20 Noviembre, a las 19 h, serán confirmados  36 jóvenes de 2º de universidad  y presidirá nuestro  Vicario D. Alfonso Lozano.

El 27 noviembre, a las 18 h, recibirán la gracia del Espíritu 26  jóvenes de 1º universidad. Presidirá  D, Carlos Osoro, nuestro Arzobispo y Cardenal.

Este viernes día 6 han tenido una preparación todos los jóvenes que se van a confirmar que incluía la celebración del Perdón.


Deja un comentario

FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ALMUDENA

Debido a la situación de la pandemia que estamos viviendo, este año no habrá celebración de la Eucaristía en la Plaza Mayor, ni procesión posterior y tampoco podrá celebrarse la tradicional ofrenda floral solidaria en la plaza de la Almudena, pero el día de la Virgen hay que celebrarlo de ¡forma especial!

Desde el Arzobispado, nos envían una serie de materiales para que podamos trabajar en las catequesis o con las familias de la parroquia, para animar a los niños y a los jóvenes a tener un gesto con la patrona de Madrid.

Colgamos un vídeo, que han elaborado desde el museo catedral de la Almudena, con la historia de la Virgen.