Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red

Homilia domingo 21º t.o. Ciclo A. Domingo 21 de agosto 2011

Deja un comentario

La pregunta que Jesús hace a los apóstoles en el evangelio de hoy viene muy bien dentro dela JornadaMundialdela Juventud, aunque la podemos aplicar a todas las edades: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?  No sé si alguna vez hemos profundizado personalmente en esta pregunta de Jesús. Creo que la respuesta ha tenido que cambiar a medida que hemos ido creciendo y madurando. La respuesta no tiene que ser la misma cuando uno es niño, joven o adulto. Responder siempre de la misma manera significará no profundización en su compromiso por seguir a Jesús.

La madurez humana tiene que llevar consigo una madurez en la fe. No vale ya esa frase de la “fe del carbonero”. Hoy se pide una fe que  madure, que se haga más vivencial, más experimental a medida que crecemos como personas. También se pide una fe más, voy a decir, más actualizada. No nos podemos quedar con lo que aprendimos cuando éramos niños. Eso nos sirvió mientras fuimos niños.

Yo distingo cuatro respuestas a esta pregunta. La primera es: “no sabe no contesta”. Al ser la fe algo personal y que se transmite por la audición “fides ex auditu” (S.Pablo), hoy nos encontramos con personas que no han oído hablar de Jesús, o si lo han hecho ha sido de manera genérica, como si de un personaje extraordinario se tratara al mismo nivel que muchos otros. Esta respuesta crecerá aún más en nuestra sociedad por romperse la cadena de transmisión de la fe, sobre todo, en las familias.

La segunda es: los que aprendieron una respuesta y no la viven. Se trata de aquellos que de niños oyeron hablar de Jesús, aprendieron fórmulas de memoria, pero no tuvieron una experiencia de encuentro con Jesús. Tan solo fue eso: aprender pero no vivir. Tienen nociones, saben cosas de Jesús pero nada más

La tercera es: los que aprendieron una respuesta y la viven de manera, voy a decir, poco profunda.  Son aquellos para quienes la religión, que no la fe, la viven en los acontecimientos festivos del año: Navidad, Semana Santa, bodas, funerales. Para estas personas la religión se reduce a esto.

Y la cuarta es: los que aprendieron una respuesta y la viven de forma comprometida. Estos han ido madurando su fe a medida que han ido creciendo en la vida. Para estos vida y fe han crecido paralelamente. La respuesta de estas personas a la pregunta de Jesús no es solo: “Tú eres el Mesías”, sino que su confesión de fe les lleva a comprometerse con el prójimo, con la vida, con la libertad, la justicia, la paz.

Estas respuestas las he querido dar desde el conocimiento y vivencia de seguir a Jesús. No he querido entrar en el terreno de la ética y la moral. Hoy sabemos que hay personas que sin vivir la fe, sin tener fe, trabajan por el bien de los demás.

A cada uno de nosotros, a los muchos jóvenes que hoy están en Madrid, Jesús nos hace  la misma pregunta que a los apóstoles: Y tu, ¿quién dices que soy yo para ti? La respuesta la tenemos que dar cada uno personalmente. Ojala que sea una respuesta de vivir la fe en Dios comprometiéndonos con el prójimo.

Autor: Rafael Iglesias

Rafael Iglesias, sm Párroco de Santa María del Pilar Marianistas - Madrid c/Reyes Magos, 3 28009 - MADRID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s