Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red

Homilía domingo 18º t.o. Ciclo A. Domingo 3º de agosto 2011

Deja un comentario

Uno de los pilares fundamentales de la tarea de la iglesia, de lo que llamamos “acción evangelizadora” es la caridad entendida como servicio y ayuda al prójimo. Sin ella, sin la caridad, la faltaría algo constitutivo a la misma Iglesia. A veces a la caridad se la ha disfrazado de una compasión mal entendida por estar alejada de una vivencia comprometida de la fe, otras se ha visto como eso que llamamos “tranquiliza conciencias”. Había personas que “hacían caridad” para ocultar otros problemas o incluso injusticias.

La acción caritativa es la puesta en práctica, es llevar a la vida real el mandamiento del “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Todos sabemos que en el mundo nuestro hay personas que no tienen que comer. Y también sabemos que una de las instituciones que más ha privilegiado eso de “dar de comer al hambriento” ha sido y esla Iglesia.Basta con leer el informe de Cáritas de estos últimos años para saber que, entre otras cosas, ha aumentado el número de personas que asisten a comedores dirigidos por instituciones religiosas y que subsisten gracias a la aportación generosa de mucha gente. Eso pocas veces sale en los medios de comunicación.

Esta tarea de la iglesia responde y siempre ha respondido a la frase de Jesús en el evangelio de hoy: “dadles vosotros de comer”. Muchas interpretaciones se han hecho del evangelio de hoy. Más que fijarnos en su interpretación hay que fijarse en la realidad que se narra. Allí donde no llegan los servicios públicos está la iglesia, y es la iglesia de la que todos formamos parte y con la que se colabora de diversas maneras.

“Dadles vosotros de comer” no se lo dice Jesús solo a los discípulos sino que se lo dice a la iglesia de siempre y nos lo están diciendo a nosotros. Es la manera de hacer que el evangelio siga siendo actual. El mensaje de Jesús no es antiguo, es real, es actual.

Las palabras de Isaías se viven cada día en nuestra sociedad. Hay personas, muchas, que comen sin pagar, de balde, porque otras muchas dan de lo que tienen, incluso de lo poco que tienen para que otros puedan llevarse algo a la boca. Hay que decir que esta situación no es deseable, pues lo normal sería que todos tuviesen trabajo digno, que nadie se aprovechase de nadie, que nadie robara o viviera a costa de los demás.

¿Por qué gastáis el dinero en lo que no alimenta? Son palabras de mucha actualidad. La sociedad de consumo desenfrenado hace que cada vez haya más pobres y más gente que pase hambre. Choca ver el dinero gastado en el cuidado del cuerpo mientras hay gente que pasa hambre. Choca ver el dinero que se invierte en cosas no necesarias mientras falta lo necesario a muchas personas. Choca ver la publicidad engañosa del buen vivir mientras hay familias que lo pasan mal.

“Dadles vosotros de comer” no lo olvidemos. Es un consejo que hoy nos da Jesús a nosotros. Hoy nos puede apartar de Jesús el desinterés, el mirar para otra parte, la falta de sensibilidad, en definitiva la falta de amor al prójimo hecho realidad en la acción caritativa de la iglesia a través de “dar de comer al hambriento”.

 

Autor: Rafael Iglesias

Rafael Iglesias, sm Párroco de Santa María del Pilar Marianistas - Madrid c/Reyes Magos, 3 28009 - MADRID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s