Parroquia Santa María del Pilar Marianistas

La vida de nuestra comunidad cristiana en la red

Homilía Domingo 5 de Diciembre 2010 – 2º Dom Adviento

Deja un comentario

HOMILIA 2º domingo adviento ciclo A

Dice un autor: “la fe de los profetas no es conformista…los profetas actúan como portavoces de esperanza en un clima de desencanto colectivo y como personas comprometidas con la justicia en medio de una sociedad injusta”. (Tamayo Acosta).

Tomando estas palabras, me hago las siguientes preguntas:

  1. en el mundo, en la iglesia ¿hay hoy profetas?
  2. los cristianos ¿no nos hemos vuelto conformistas?, al menos en algunos países
  3. si vivimos en un clima de desencanto colectivo ¿somos portavoces de esperanza?
  4. ¿estamos comprometidos con la justicia?

Dejo estas preguntas para que cada uno de nosotros nos las respondamos.

Cambio de tercio, como se suele decir, para soñar un poco siguiendo al profeta Isaías con dos términos que leemos en las lecturas de hoy: “aquel día” y  “voz que grita en el desierto”.  Recuerdo una viñeta de Mafalda: ella se sube a una silla y dice: “desde esta humilde sillita hago un llamamiento a la paz”. Siguiente viñeta: Mafalda con cara de sorpresa reflexiona: “Total la ONU, el Vaticano y mi sillita tienen el mismo poder de convicción”.

Tomemos estos dos términos de Isaías “aquel día” y “voz que grita en el desierto”, teniendo como telón de fondo las palabras de Mafalda. ¿Qué podemos soñar? ¿Qué poder de convicción tenemos los cristianos?

En primer lugar “voz que grita en el desierto”: desde nuestra fe y nuestro compromiso deberíamos con nuestra palabra y nuestra vida ser VOZ de los sin voz en el mundo. No sé si pensaréis que el mundo es como un desierto. En el desierto no hay nada. Pero al desierto se le puede ganar la batalla y convertirlo en terreno productivo. Eso es lo que han hecho algunos pueblos: han ganado al desierto y lo han convertido en terreno útil.

Como cristianos deberíamos ser esa voz y convertir el desierto del mundo en un mundo donde pueda reinar la paz, la justicia, donde nadie lo pasara mal. Es verdad que eso no se puede hacer de la noche a la mañana y que podemos sentirnos solos, pero lo que tenemos y nadie nos puede quitar es la VOZ, que deberíamos alzar, que deberíamos GRITAR, y por qué no denunciar como hace Juan el Bautista. El se dirige también hoy a nosotros y nos dice: “no os hagáis ilusiones” y “dad frutos de conversión”. Dos consejos que habría que tomar más en serio.

Y lo segundo: “aquel día”. Soñemos también con aquel día en el que algunas realidades sean verdad. Soñemos que todo niño podrá crecer sano y acceder a la educación. Que toda persona vea respetados sus derechos fundamentales de vivienda, trabajo, salud. Que ninguna religión persiga a otra, sino que sean instrumentos de paz y concordia. Que la justicia vele por los más débiles. Que las armas se cambien por herramientas de trabajo, como nos decía Isaías el domingo pasado.

Así, y volviendo al principio de estas palabras: seremos de verdad profetas en nuestro mundo, dejaremos de ser conformistas, seremos portavoces de esperanza y trabajaremos por un mundo más justo. Este tiempo de Adviento nos invita a soñar y a ser profetas de buenas noticias. Que aunque no se nos haga caso o no se nos oiga, no por eso dejemos de ser voz de los que no tienen voz.

Autor: Rafael Iglesias

Rafael Iglesias, sm Párroco de Santa María del Pilar Marianistas - Madrid c/Reyes Magos, 3 28009 - MADRID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s